Protege tu autocultivo y protégete

Oct19
Protege tu autocultivo y protégete

El cultivo de plantas de Cannabis en tu patio -comúnmente denominado autocultivo-, ya sea destinado tanto para fines medicinales como para tu consumo recreativo, personal exclusivo y próximo en el tiempo, no está prohibido en Chile.

La ley 20.000 buscar perseguir el comercio ilegal de determinadas sustancias, dentro de las que efectivamente se encuentra el Cannabis o marihuana, por lo cual exige que el ciudadano deba justificar la legitimidad de la tenencia de plantas de cannabis en su jardín.

Legalmente, sólo está tolerado el autocultivo de cannabis, pero NO regalar y menos vender cualquier derivado de la planta, ya que esto significa DELITO DE TRÁFICO.

Caso cultivadores medicinales de cannabis

Los usuarios terapéuticos de Cannabis, deben realizar las siguientes acciones para proteger y justificar su autocultivo:

  • Rotular cada maceta con los siguientes datos:
  • Contar con un instructivo para acreditar uso medicinal de cannabis, emitido por Fundación Daya. Cuando la persona es atendida por los terapeutas y/o médicos en la consulta de la Fundación, es ingresada como paciente y se incorpora al registro nacional de usuarios medicinales que llevan para tal efecto, y que ya ha tenido reconocimiento legal por los tribunales de justicia. Junto con ello, además, la Fundación emite una credencial que lo acredita como usuario medicinal.
  • Receta médica que indique el tratamiento con Cannabis, el diagnóstico, el médico tratante, el formato y la dosis en que deberá consumir cannabis (vaporizado, resina o aceite de cannabis, macerados, tinturas, cremas), junto con los documentos necesarios que acrediten la enfermedad que se está tratando y para la cual se está cultivando.
  • Investigación o estudio científico impreso que avale el uso del Cannabis medicinal en la patología a ser tratada.

Descargar rótulo para macetas de autocultivo medicinal

Caso cultivadores recreativos de cannabis

Si eres un usuario recreativo, debes considerar que tu autocultivo debe ser coherente a un “consumo personal y próximo en el tiempo”. En esto la legislación no es clara, pero debemos apelar al sentido común: intenta no tener más de 4 plantas por persona, y en tu cultivo realiza las siguientes acciones:

Descargar rótulo para macetas de autocultivo recreativo

Mis derechos ante una situación de procedimiento o investigación policial

  1. Nadie puede ingresar a nuestro domicilio sin una orden emitida por el juez competente. Los funcionarios policiales, sin esa orden, y bajo ninguna circunstancia, pueden ingresar a nuestro hogar, a menos que tengan nuestro consentimiento expreso y por escrito. Bajo este contexto, no debemos firmar nada que se nos pretenda hacer firmar sin la presencia de nuestro abogado y sin que nos expliquen claramente lo que estamos firmando. Recomendamos, además, que durante el procedimiento policial grabe con su celular todo lo que está sucediendo.
  2. Si he sido detenido, tengo derecho a:
    1. Ser tratado como inocente.
    2. Saber por qué me detuvieron.
    3. Que mi detención en un recinto policial no dure más de 24 horas.
    4. Informar a un familiar que fui detenido.
    5. Que un juez revise cómo fui detenido.
    6. Contar con un abogado que me defienda.
    7. Guardar silencio. (No decir nada hasta que no esté presente su abogado)
    8. Que me traten dignamente.
    9. Recibir visitas.
    10. Pedir que se investiguen los hechos por los que se me acusa.
  3. Es su derecho que se lleve a cabo un juicio oral, donde usted pueda justificar la tenencia legítima de plantas de cannabis, y así lograr la absolución. Se recomienda no aceptar procedimientos abreviados que impliquen reconocer que la tenencia de sus plantas era para fines diferentes al tratamiento médico.

Consejos prácticos

  • Evita que tus plantas se vean desde la calle o desde las casas de tus vecinos (puede inducir a ingresos ilegítimos).
  • Si cultivas en interior, nunca hurtes energía eléctrica.
  • Elimina lo antes posible los desechos y las partes que no sean útiles de las plantas, como tallos y raíces.
  • Evitar tener en nuestro hogar elementos que puedan hacer presumir que su cultivo será destinado al tráfico, tales como: mucho dinero en efectivo, armas, pesas, etc.